Archivo de la etiqueta: personal

Recopilación de artículos que tienen un carácter personal

Ya somos cuatro

Ya somos 4, el día 14 nació mi segundo hijo: David. Parece un poco mas tranquilo que su hermano, pero de cuerdas vocales anda sobrado. Las noches se han vuelto mas emocionantes, sabemos como empiezan pero no como terminan y la logística se ha complicado considerablemente. Pero cada vez que David nos mira con esa carita de inocente o su hermanito le da un beso y le dice que no Leer el resto del artículo…

Sorpresa!!!

Daniel nunca deja de sorprendernos

Daniel, año 1

Hay muchas cosas que cambian tu vida, pero nada comparable a ser padre. Hoy hace justo un año, nacía mi primer hijo: Daniel y por mucho que te cuenten, es imposible imaginar toda la cadena de pequeños y grandes cambios que suceden en tu vida a partir de ese instante. Recuerdo la emoción del momento, los nervios y sobre todo la mirada de esa cosita tan pequeña y su fragilidad; Leer el resto del artículo…

Mis Problemas con la Sociedad Pública de Alquiler

Explicación de los problemas que he tenido con la sociedad pública de alquiler al querer esta última cambiar un contrato que teníamos firmado de manera unilateral

Feliz 2011¡¡

feliz 2011

Aviso¡¡¡ este artículo esta lleno de buenas intenciones, si sigues leyéndolo será bajo tu responsabilidad.
Para el 2011 sólo desearos que sigáis teniendo la capacidad de soñar, que todamos aprendamos que en esta época de enormes cambios, el saber escuchar y aprender es la cualidad más importante.

Foto del día #23

Daniel sorprendiéndose de lo que ve por el mundo

Ya soy padre

Daniel de bebe

A las 18h y 10 minutos del pasado 5 de abril, estaba en la puerta de los quirófanos del Hospital Materno Infantil de Zaragoza, cuando una enfermera salió preguntando por el marido de Yolanda Sánchez: -Yo (dije) -Un segundito que el pediatra viene enseguida -Pediatra: Todo ha ido bien, su hijo ha nacido bien y…. En esos momentos la emoción me pudo y me eché a llorar como un crío. Leer el resto del artículo…

Mi Barrio

Crecí en un barrio donde pintábamos los campos de fútbol y tenis con tiza en las calles, un barrio donde en las noches de verano, cuando el calor apretaba más fuerte, la gente sacaba las sillas a la calle para hacer tertulias