Historias de un iPhone mojado

appleiphone
Compartir es bueno.. Tweet about this on TwitterShare on Facebook5Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on Tumblr0Buffer this page

Esta entrada bien podría llamarse: “todo lo que no debes hacer cuando se te moje tu iPhone“, pero como todas las historias tienen un principio, vayamos a el:

1 de Enero de este año, un virus empieza a adueñarse de mi cuerpo, me duele la cabeza y los excesos navideños empiezan a pasar factura. Al llegar a casa y como siempre que voy al servicio, aprovecho para leer algunos de mis feeds (no pongáis esa cara, hay mucha gente que lo hace). Mientras me preparo para sentarme en el servicio, el iPhone se me resbala de las manos y acaba en el water, reacciono rápido y consigo sacar el iphone, pero ya es demasiado tarde. Pues bien aquí es donde realmente empieza la historia de todo los que no debes hacer en una situación así y que yo si que hice:

1º: No mantener el iPhone en funcionamiento

En una situación así lo primero es apagarlo, ni lo pienses. Minimizarás los daños.

2ª No trates de recargarlo

Lo peor que puedes hacer es tratar de recargarlo.

3ª No lo seques con un secador

Es mucho mejor meterlo en una bolsa con arroz para que los granos vayan absorbiendo la humedad.

4º No trates de arrancarlo una y otra vez como si fueras Carlos Sainz apremiado por su copiloto (vídeo explicativo)

No hagas nada durante unos días hasta que el arroz absorba totalmente la humedad

Después de la desesperación viene la fase de la aceptación: La he cagado (nunca mejor dicho) bien. Te costará más o te costará menos aceptarlo, pero es así: te has cargado tu precioso juguete ¿y ahora qué? pues ahora te toca batallar contra telefónica:

En mi caso faltaban unos 6 meses para el fin de la permanencia de mi contrato con Movistar; así que decido comprarme otro (al menos tendré el modelo nuevo), pero aquí vienen otra cadena de errores:

5ª No intentes razonar con Movistar

Hasta en 3 ocasiones intento comprarme un modelo nuevo, pero a pesar de que me voy a gastar 470, los comerciales de Movistar me dicen que no puedo conservar mi número y que me tienen que hacer otro contrato; es decir hasta Agosto que es cuando se me acaba la portabilidad tendría que pagar dos tarifas planas de datos para un sólo terminal.

Un poco desesperado busco en la página de Apple y encuentro que tienen un programa de reparaciones para iPhones mojados por unos 170€; así que voy a la tienda de movistar y les dejo mi iPhone para que lo envíen a Apple y lo reparen:

6ª Nunca entregues tu iPhone en una tienda de movistar, pasarán meses hasta que sepas algo de el

Tienes que ponerte en contacto directamente con Apple y enviárselo a ellos. En mi caso durante dos meses no supe nada de mi teléfono, en movistar me redirigían a la tienda y en la tienda no sabían nada. Durante este tiempo un montón de chicas sudamericanas me atendieron en el teléfono de atención al cliente de movistar para decirme básicamente que no tenían ni puñetera idea de donde estaba mi iPhone.

Todas las historias tienen un final y en este caso es feliz: recupere mi iPhone (después de 2 meses) y la vida parece un poquito mejor

Compartir es bueno.. Tweet about this on TwitterShare on Facebook5Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on Tumblr0Buffer this page

Acerca de Fernando Cruz Bello

Cuarentaypocos, aprendiz de todo y experto en nada. Algún día me gustaría saber algo sobre las nuevas tecnologías en el ámbito de la docencia, que Jonathan Ive me pidiera consejo cada vez que saca un nuevo producto, hablar sobre deporte con Santi Segurola y escribir la mitad de bien que Enric Gonzalez.
Otros sueños como jugar algún partido importante con los Lakers o el Madrid, los he dejado apartados momentáneamente.

2 pensamientos en “Historias de un iPhone mojado

  1. Juan Antonio

    Hemos leído tu historia y nos hemos reído mucho (con todo el cariño, ¿eh?, que me imagino que no pasarías un mal rato cuando viste cómo tu iPhone se sumergía en las tormentosas aguas del retrete), aunque ya nos alegramos que todo haya acabado bien.
    Por otra parte, quiero que sepas que el miércoles Jaime y yo nos acordamoas de ti. Fue una dolorosísima eliminación y mucho me temo que el madridismo no está viviendo sus mejores horas. No sé qué te diría esa culé tan guapa que tienes a tu lado, pero chico, como soy un experto en sufrimiento, me pongo a tu disposición pa’ lo que haga falta (ahora bien, bendito sufrimiento eso de caer en octavos de la Champions. Yo que no he olido ni de lejos el aroma del éxito, lo flipo). En fin, chato, que a seguir adelante y por la cuenta que nos trae a ver si mañana le metéis siete a Pucela, que nos haréis un favor. Un abrazo

    Responder
  2. Fernando Cruz Bello Autor

    Hola:
    Para mi el deporte es una oportunidad de ser feliz y disfrutar; así que desde hace tiempo procuro maximizar las alegrías y minimizar las penas que me produce el deporte. Claro que siempre afecta un poquito cuando tu equipo la caga, sino sería un cínico.
    Por lo demás aquí seguimos a la espera del chiquillo, que con eso ya estoy bastante entretenido.
    Por cierto estamos preparando una macroexcursión en bici a La Alfranca con mi hermano. Ya te avisaré

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *