Realidades

seriesTV
Compartir es bueno.. Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on Tumblr0Buffer this page
In treatment & the wire

In treatment & the wire

Si a un extraterrestre que estuviera estudiando el comportamiento humano, le pusieran como trabajo de campo las series: “in treatment” y “the wire”, llegaría a dos conclusiones: la tremenda complejidad de la especie a la que trata de estudiar y la imposibilidad de que los individuos observados en ambas pertenezcan a la misma especie.
Por casualidades de la vida, me encuentro viendo las dos de una manera simultánea y como ese extraterrestre imaginario, uno queda fascinado por el abanico tan diverso de caracteres y situaciones que presentan estas series. Esta comparación es aún más interesante si se tiene en cuenta que ambas tienen como principal gancho, un acercamiento extremo a la realidad.

“In treatment” es la historia de un psiquiatra y sus pacientes, digamos en un barrio de clase media alta de Nueva Inglaterra. Lo de “digamos” viene porque no tenemos ningún tipo de información del ambiente en el que se desarrolla la serie. Tan sólo dos escenarios donde queda confinada esta extraordinaria serie, el despacho donde Paul (sólo sabemos su nombre) trata a sus pacientes y el despacho de Gina la psiquiatra a la que el propio Paul acude para tratar sus propios problemas, producidos en muchas ocasiones por su trabajo de terapeuta.

Al otro extremo de la realidad se encuentra “The Wire” un puñado de policias: chapuceros con aires de grandeza , corruptos con posibilidades de ascender, vagos deseando coger la jubilación, solitarios competentes o lesbianas amantes de su trabajo, luchan contra traficantes deseosos de una vida mejor, homosexuales brutales en su negocio de gangster y dulces en su papel de amantes, héroes disfrazados de mendigos y todo una troupe de pequeños delicuentes. “The wire” es la realidad en su sentido más brutal y directo. En palabras de sus creadores:

Simon: —“El secreto es escribir con tanto detalle y de manera tan creíble que el que sabe de qué hablas se quede contigo”.

Burns: Entonces el que está fuera también te va a entender”.

Dos series de personas perdidas, buscando su lugar y tratando de sobrevivir, unos con la ayuda del psiquiatra los otros con las de las drogas o un arma cargada, apuntando directamente al espectador. Realidad en vena.

Fuente: Espoiler

Compartir es bueno.. Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on Tumblr0Buffer this page

Acerca de Fernando Cruz Bello

Cuarentaypocos, aprendiz de todo y experto en nada. Algún día me gustaría saber algo sobre las nuevas tecnologías en el ámbito de la docencia, que Jonathan Ive me pidiera consejo cada vez que saca un nuevo producto, hablar sobre deporte con Santi Segurola y escribir la mitad de bien que Enric Gonzalez.
Otros sueños como jugar algún partido importante con los Lakers o el Madrid, los he dejado apartados momentáneamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *