Ricardo Ortega

Enric Gonzalezperiodismo
Compartir es bueno.. Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on Tumblr0Buffer this page
Ricardo Ortega

Ricardo Ortega

Ricardo Ortega, murió hace 5 años en Haiti. Era un periodista de Antena 3 que siempre me resultó simpático porque parecía de ese tipo de periodistas que se toma su trabajo en serio más allá de la responsabilidad del propio trabajo. Además me resultaba curioso que un tipo que había ido a estudiar Física a Moscú terminase como corresponsal extranjero en el país. No sólo eso sino que además en los momentos más duros del conflicto Checheno fué uno de los poco periodistas que se atrevió a contar lo que allí estaba pasando.

Después, en la época en que todos los medios de comunicación creían a piés juntillas la versión de la casa blanca sobre las armas de destrucción masiva, el empezó su crónica sobre la intervención de Colin Powell ante la Asamblea de Naciones Unidas así:

Para creer en lo que ha dicho hoy Colin Powell hay que partir de tres axiomas: la CIA nunca miente, nunca se equivoca y los inspectores de Naciones Unidas son unos incapaces

Decir esto en la Antena 3 de la época de Aznar tenía mucho mérito. No conozco muy bien los detalles pero después de algunos problemas laborales terminó en Haiti y allí murió victima de unos disparos de los partidarios del expresidente Aristide.

Mucho tiempo después de aquella muerte yo conocí a Ricardo Ortega. Por esas casualidades de la vida cayó en mis manos uno de los mejores libros que he leído nunca: “Historias de Nueva York” de Enric Gonzalez. Historias de Nueva York tan sólo pretende ser un pequeño libro de las vivencias y anécdotas de un corresponsal extranjero español en Nueva York. En principio un simple libro de viajes que se va agigantando por momentos, hasta convertirse en un sentido homenaje de Enric a su amigo Ricardo Ortega.

Hay una frase que dice que la verdadera muerte es el olvido, pues bien la literatura es quizás la forma más elevada de memoria y es en ella donde vive todavía gracias a sus amigos Ricardo Ortega.

Fuente del artículo:

Ricardo Ortega | En la boca del lobo.

Compartir es bueno.. Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someoneShare on LinkedIn0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on Tumblr0Buffer this page

Acerca de Fernando Cruz Bello

Cuarentaypocos, aprendiz de todo y experto en nada. Algún día me gustaría saber algo sobre las nuevas tecnologías en el ámbito de la docencia, que Jonathan Ive me pidiera consejo cada vez que saca un nuevo producto, hablar sobre deporte con Santi Segurola y escribir la mitad de bien que Enric Gonzalez. Otros sueños como jugar algún partido importante con los Lakers o el Madrid, los he dejado apartados momentáneamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *